Desde hace años sabíamos que tarde o temprano llegaría el momento de subirse en un coche que no necesitara piloto y que no tuviera ni pedales ni volante, pero a buen seguro jamás llegamos a pensar que uno de los primeros...